¿Bad Bunny manejó bien la crisis del celular?

In Comunicación, Marketing, Relaciones Públicas by Laysa PalomoLeave a Comment

Hemos visto lo que pasó estos últimos días con el celular de la fan de Bad Bunny y el tweet que publicó “explicando” sus razones. Los fans se indignaron por la reacción del cantante al tirarle el celular porque seamos honestos… pudo haber sido cualquier persona que se lo hubiera topado en las calles. 

Hay persona que lo están critiando y están muy molestos con él, pero luego también hay otras personas que lo están defendiendo. ¿Es esto una verdadera crisis para Bad Bunny? El tema da para varias horas en un taller de crisis, pero trataremos de explicar a continuación. 

Análisis general

En comunicación hay varias cosas que se deben tomar en cuenta al momento de manejar una crisis: el problema, los públicos afectados/implicados, el contexto y luego las acciones/respuestas que debemos dar. 

El problema en este caso es la actitud abusiva y arrogante con una fan y los públicos afectados con el problema son también los fans a los que les debe su popularidad. 

En comunicación el mapeo de público es importante. Tener claro “quién me quiere y quién me odia” da claridad sobre cómo puede desarrollarse alguna crisis. Y Bad Bunny siendo una figura tan polémica donde hay extremos tan marcados (odias o amas a Bad Bunny), es muy evidente que cualquier acción estará siempre en tela de juicio y podrá dar argumentos a las persona que lo odian para validar su punto. 

En un escenario normal, las persona que lo aman saldrían a defenderlo y su problema terminaría pronto. Pero esto se convirtió en una crisis porque las personas “lastimadas y decepcionadas” son el mismo público que lo “ama” y esta vez no tenían herramientas para recordar lo buena persona y artista que es. 

¿Cómo pudo haberlo hecho mejor? 

Después de realizar el debido social listening para entender mejor las conversaciones en redes sociales a partir de la crisis, como agencia de relaciones públicas habríamos jugado la carta de la vulnerabilidad. 

Bad Bunny pudo haber subido un video explicando que está cansado que la gente se acerque a él solo por su fama, solo buscando fotos o videos y que en ese momento se sintió abrumado. Debía pedir una disculpa y ofrecer un nuevo teléfono a la fan. Un mensaje más cercano y vulnerable no solo habría calmado a sus fans ofendidos, sino que habría ganado el respeto de aquellas personas que no estaban tan convencidos de él. 

El ejemplo del video sigue respetando la postura que quiso mostrar en el tweet, pero con mucho más tacto y donde demuestra más respeto y empatía por la fan.

¿Entonces esto es una crisis de reputación? 

Si bien en el corto plazo, esta crisis le generó varias incomodidades. Las personas olvidan rápido y seguirán utilizando los chistes mientras dure su gira. Como caso aislado es muy probable que no cambie la fama de Bad Bunny, pero en el largo plazo debe ser muy cuidadoso con su actitud pública y hacia sus fans. 

Ya tenemos ejemplos como Kanye que se ha visto afectado con sus seguidores y hasta en sus negocios por acumular este tipo de crisis. Ha sido cancelado en muchos espacios por su mala conducta.

Bad Bunny se encuentra en el pico de su carrera y anunció que en el 2023 tomará un descanso de la música. Ojalá sea un año en donde lo veamos como una figura más cercana y humana, aprendiendo de los errores y explotando todo el lado social que ha trabajado en Puerto Rico y Latinoamérica. 

Manejar una crisis de imagen no es fácil y en VOICE podemos ayudarte. Escríbenos a direccion@voiceagency.gt o llámanos a 3342-6038 para que podamos acompañarte y asesorarte. 

Comparte este blog:

Leave a Comment